Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Cosas...

Bueno, ante todo os informo de que el crucero por el Mediterraneo que hicimos en Octubre fue increible. Lo recomiendo a todo el mundo (en verano, que en Octubre se movió mucho el barco).
Pero, en general, todo perfecto.

Por otro lado, tenemos el piso patas arriba. Hemos reformado desde la puerta de entrada hasta el parquet, pasando por la cocina, el baño, las ventanas... ¡NO PUEDO MÁS! Menos mal que estamos acabando y ya sólo quedan un par de semanas para ... empezar a limpiar como locas. Todo está sucio, todo tiene polvo, no encuentro nada, tengo media casa en casa del vecino (y albañil de la obra), la perra en casa de los padres de Elena (está enamorada del "abuelito" y él de ella. La llama LA PERRO. Imposible saber por qué). Vivimos recluidas en la habitación, prácticamente, pero ya pasó lo peor (creo). Nos queda el parquet, pintar el comedor y las puertas. No es tanto, ¿no? Dos meses de obras. El de la agencia de viajes del crucero nos dijo que si superábamos las obras, lo nuestro sería para toda la vida. Y sin obras también, contesté yo.

En cuanto a mis hernias discales (porque no sé si os dije que me han descubierto dos hernias discales: L4-L5 y L5-S1) me tienen en la cama como una sabána más. No sé cómo ponerme, cómo dormir, cómo caminar, cómo sentarme... Y no mejoro. Me aumentan la medicación, me añaden cosas nuevas (lo último un antiepiléptico, para relajar el nervio ciático y que, al menos la pierna, no me duela). Y, efectivamente, durante algunas horas la pierna no me duele... porque estoy dormida como un tronco o con una sensación de borrachera extraña que no me aguanto. Para muesta:
Hace dos noches, en pleno subidón de las cápsulitas dichosas, me desperté y le dije a Elena súper preocupada:
-¡Cuidado con las ardillas, que muerden los cables de ordenador!.
La pobre, que estaba leyendo felizmente, me siguió la corriente... Lo peor de todo es que no lo recuerdo. Me lo contó ella.
Y, siguiendo la línea que llevo últimamente, la Dra. de cabecera propone operación. No de eliminación de las hernias sino otras dos:
- O bien soldar las vértebras. (NOOOOOOOOOOOOOOOO)
- O bien rellenar el disco con un gel (espero que no sea Sanex, jeje) para rehacerlo, digamos.

Yo digo que no, que hasta que no me llamen de rehabilitación (después de 6 meses han creído conveniente derivarme, qué majos) y empiece a hacer ejercicios y eso, no me opero. Mi osteópata (de mi vida y de mi corazón, que no sé qué haría sin él) dice lo mismo que yo, pero sabiendo lo que dice, jeje. Me comenta que el 80% de las operaciones que no "salen bien" por hernias discales es por problemas de cicatriación. Al parecer hay personas que cicatrizan raro y es peor el remedio que la enfermedad, porque la cicatriz presiona allí donde ha dejado de presionar el disco roto... A mi que no me convence que me hurguen en la espalda y él que me dice eso, pues más convencida estoy aun, si cabe. Me pondré un pazo, por ejemplo, 6 meses desde que empiece la rehabilitación. Si no mejoro nada, pues entonces ya hablamos de operar o lo que sea.
De momento San Vicenç (mi osteópata-acupuntor-quiropráctico y consejero espiritual, jeje) me va salvando las "enganchadas", entre movimientos y acupuntura, con corrientes... y hoy me ha enseñado un ejercicio para hacer en casa y empezar a fortalecer la musculatura. Lo peor de todo: que me dejo 70€ por semana y la rehabilitación me dan de espera 2 meses por lo menos hasta que te llaman... Así que... a gastar, como siempre.
Además de esto, el médico de la empresa, muy amablemente, después de que le pidiera cita para ver qué veía él (me dijo, literalmente, que estaba jodida), se llevó copia del informe y el cd de la resonancia para consultar con un amigo suyo que es traumatólogo. Por otro lado, la dra. de cabecera me facilitará un cambio de trauma para ver si es mejor que el otro. (Es que la primera vez que fui, desconocedora de estas cosas, le pregunté: ¿Pero me tendré que operar? y me contestó: hombre, si te hace ilusión, te opero... pero vamos, que no es para operar, ni mucho menos.) En realidad, espero que tenga razón.

Con lo cual, todo esto retrasa nuestro proyecto de ser madres. Hasta que veamos cómo sale todo esto... se queda en stand by. Nos da pena retrasarlo, pero tengo que estar bien para soportar un embarazo y un parto. Eso lo tenemos clarísimo. Ojalá para el verano esté solucionado todo este tema. Ahora me toca nadar (sólo de espaldas) y los ejercicios que me vaya diciendo el osteópata. Mañana, si estoy mejor, iré a la dra. a ver si me puede acelerar la rehabilitación, porque en el volante me ponde como preferencia: ordinaria. A ver si cambia la X y la pone en urgente o, al menos, preferente. ¡¡¡¡Si yo no cotizo, no hay dinero para las pensiones!!!! Jijijijiji.

Jolín, como me he enrollado. Elena duerme a mi lado, echo de menos a nuestra Ona y no sé cuántas veces he cambiado de posición mientras escribía este post. Mi espalda y mi ciática dicen que la noche es joven y no puedo ir a dormir tan temprano (las 5:48 ahora mismo).

No tengo libros para leer (los que dejamos fuera de las cajas me los he leído 3 veces cada uno) y el resto están en un lugar indeterminado entra mi casa y la casa del vecino. Por cierto, recomiendo encarecidamente el último Premio Planeta "Contra el viento", de Ángeles Caso.

Os dejo unas fotitos del crucero...

Besos y abrazos.

P.D.: Silvia y Eva, enhorabuena (lo digo bajito...) ¡Yo creo que va a ser niña! Jajaja.








El submarino amarillo (jeje) frente al Oceanográfico de Mónaco. La Scooter la compramos para las excursiones del viaje, y da envidia, la verdad. Elena va en la Scooter y yo... en el coche de San Fernando.



El Coliseum (y Elena con su motillo, jeje)



La abrumadora Plaza de San Pedro del Vaticano. Imposible describirlo con palabras. Hay que ir.

P.D.: Yo soy la enana de pantalón oscuro y camiseta a rayas rojas que está delante de la columna. Parezco una hormiga frente a un pino gigante.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Vuelta al blog y disculpas

Buenas noches, chicas.
Antes de nada, os pedimos disculpas por no haber dado señales de vida en este tiempo. Estamos haciendo obras en casa y hasta ahora prácticamente no hemos tenido acceso al pc (ni tiempo de pensar en él, la verdad).
Todo va bien (mis hernias aparte). En unos días os ponemos al corriente de todo.

Besos.