Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

domingo, 28 de marzo de 2010

Nieve en Barcelona (con retraso)

Pues sí, como todas sabéis ya a estas alturas, hace algunas semanas nevó en Barcelona y, cómo no, yo saqué a mi Ona para disfrutar de la nieve. ¡Y vaya si disfrutó!
Os dejo algunas fotitos para que la veais, a ella y a la nieve, jiji.
Añado que: Elena está casi recuperada de su cólico nefrítico. Finalmente, el lunes fui a la dra. de cabecera y nos hizo volante urgente a urología. Fuimos el lunes. A Elena ya la habían visitado allí, de manera que sin problemas. Hasta la colaron en rayos para hacerle una eco. No se ve nada, ni en el riñon ni en los conductos. Lo que haya habido, ya no está y no ha dañado nada. A seguir con medicación para el dolor hasta hoy domingo, y aquí paz y después gloria. Pues vale. Lo mejor es que no le han dado más latigazos de esos que le daban.
El martes vienen a terminar el armario empotrado y unas estanterías, POR FIN. Ya estará todo, ale.
Mi espalda: parece que mejora... excepto estos dos útlimos días, que no está demasiado fina. En fin...
Enhorabuena a las nuevas embarazadas, ánimo a las que están en ellos y besos, abrazos y achuchones a l@s enan@s.
P.D.: Coco, mejórate pronto, guapo.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Es más que una ilusión.

¡Hola, soy Elena!

He leído el post anterior de mi niña, con los comentarios que habéis escrito y me gustaría añadir algunas cosillas importantes.

Melina es la que más se ocupa de mirar y remirar todo, de escribir, de contestar, en definitiva, de ir organizando todo un poco.

Algunas veces me dice que cree que no me involucro demasiado, y tiene algo de razón, pero (y no es excusa) es que ella lo encuentra todo por internet, siempre tiene más dudas e inquietudes. A mí no me ocurre eso. Si tenemos que hacernos la inseminación, pues cuando llegue el momento, buscaría y empezaría a comparar todo según nuestras necesidades. Melina sin embargo, lo mira todo con muchísimo tiempo de antelación.

Por eso, cuando aconsejáis que no esperemos a la fecha para pedir hora porque hay que hacer pruebas, me habéis sacado una sonrisa porque no conocéis a Melina. Cuando llegue el momento, ella ya tendrá las pruebas hechas y en la mano. Lo que ocurre es que creo que ha obviado ese comentario.

Lo único que nos viene en contra es el adelgazamiento, porque va a ser muy justo perder el peso que deseamos, y más con los últimos contratiempos. Íbamos repartiendo un poco el trabajo, aunque yo andaba siempre con el coche danzando y comprando cosillas necesarias, pero empecé con vértigo, y después con el cólico. Así que ha tenido que cargar ella con todo, y la consecuencia ha sido que su espalda está hecha polvo. A ver si mañana nos dan un buen meneo en la acupuntura y podemos mejorar bastante.

Y hablando de la reubicación del estudio, cosa que llevo bastante mal, yo no sé dónde vamos a meter todos los libros que tenemos ahí, pero me negaré al síndrome del nido famoso y que intente deshacerse de ellos jajaja

Ella quiere que la habitación esté lista para cuando nazca, y yo digo que prefiero arreglarla cuando ya vayamos a pasar al bebé a la cama (lo que nos da unos 2 años de margen), porque queremos tener al bebé durante todo ese tiempo con nosotras en la habitación y nos daría un tiempo entre las obras que acabamos de terminar y las de la baby-habitación. De hecho, ya sabemos cómo queremos esa habitación, pero necesito tiempo para ir deshaciéndome de cosas de ella (como es la mesa del ordenador y el mismo ordenador). También tenemos pensado alquilar un trastero, pero cuanto más tarde lo hagamos, mucho mejor.

Ayer estuve en el urólogo de urgencias (para terminar de rematar todas las pruebas) y estaba un chico con su hijo de unos 2 añitos, y mi madre me decía: es que en esa edad te dejas la espalda con ellos, y yo le empecé a explicar de la existencia de un foulard para llevar al bebé. Incluso le expliqué cómo se ponía (lo ví el otro día con Melina en un vídeo), y parecía que no estaba tan negativa, y yo podría transportarlo, incluso caminando con muletas.

Bueno, el caso es que, como dice el enunciado, es más que una ilusión, porque yo había dejado de pensar en tener un hijo. Primero con el diagnóstico de la enfermedad, y luego cuando se rompió la relación con mi ex. Ainssss, pero llegó a mi vida Melina, y ella me lo va a dar todo. Sólo nos faltaba ese pellizquito para sentirnos totalmente completas en nuestra relación, y eso será dentro de muy poquito.

Chicas, muchas gracias por aguantarme y muchísimos besos a repartir.

Elena.

domingo, 21 de marzo de 2010

Contando a la suegra que va a ser abuela... No te lo pierdas.

Ante todo, ¡BIENVENIDA AL MUNDO, DANIELA! Clara y Lucero, tenéis una niña preciosa y sana, enhorabuena. Nos alegramos mucho por vosotras. Ahora a recuperarse y a disfrutar de lo que tanto habéis deseado y por lo que tanto habéis luchado.

Y ahora sí, voy al post.

Pongo en antecedentes:

La madre de Elena sabe perfectamente que su hija es lesbiana, que yo soy su novia, que somos pareja y todas esas cosas. Es más, ella dice que es mi medio-madre, así que conmigo ningún problema. Soy una más en la familia, tanto cercana como extensa.
El padre de Elena sabe lo que hay, pero nunca lo han hablado ni se dice nada, ni se muestra nada (es decir, no nos cogemos de la mano ni nos besamos cuando estamos con ellos) pero lo sabe. El problema es que la madre no quiere que se lo DIGAMOS. Es decir, no se puede verbalizar y afrontar directamente: Papá, soy lesbiana y me voy a casar con Melina. ¡Ah! y vas a ser abuelo. :D
No, eso no puede ser. De hecho hace un par de años, un día le comentó Elena a su madre que pensábamos casarnos. Respuesta de su madre: a tu padre no le digas nada. Si te casas nos vas a perder a tu padre y a mi. Acabamos llorando las tres.
Lo que pasa es que creo que todo es fachada. Es decir: ella dice que no, te lo pone todo negro... pero cuando las cosas pasan y las tiene delante... se lo come, porque adora a su hija y recapacita en que lo importante es que sea feliz. No sé si me explico, es bastante complejo...

Y, después de los antecedentes, agarraos a la silla/sillón, porque vienen curvas.
El miércoles me encontraba yo un poco mejor de mi espalda y decidí ir al mercadillo con mi "suegra", cosa que he hecho varias veces. La relación es muy buena. Y allá que nos vamos: que si mira qué camiseta, que si me compro estos pantalones para estar en casa, que si estas zapatillas son bonitas pero dan calor para ésta época... y había ropa de bebé y de niñ@ y le digo:
-Anda, Elena, que si tú tuvieras una nieta...
-¡Uy! Anda que no le iba yo a comprar cositas de estas. ¡Madre mía! Bueno, si la madre me deja.
-Será si LAS MADRES te dejan.
Se gira y me mira con cara de haber visto un fantasma y a la virgen juntos, jajajaja. Y me dice:
-Anda ya, que estáis locas las dos.
-Uy, eso ya lo sabes. Pero vamos, que no es broma, que es en serio.
Me vuelve a mirar otra vez casi de la misma manera, pero creyéndose de verdad lo que le decía:
-¡Estáis locas las dos! Eso no lo podéis hacer.
Y se va a mirar unas camisetas. Y yo, que soy pesada y quería aprovechar el momento ya que había salido el tema, le sigo hablando (ella no quería, pero al final no conseguí).
-Pero cómo vais a hacer eso si mi hija está inútil (incierto, pero ella es así de mona...)
-Amos a ver, ¿es que tu hija por tener una efermedad no tiene derecho a desear ser madre? ¡Será la primera mujer con esclerosis múltiple que tiene un hijo, vamos!
-Pero eso no puede ser, porque... no. (se nos acaban los argumentos, vamos bien)
Y así poco a poco fue bajando, porque es como un potrillo salvaje: primero se revela contra todo lo que le digas y a ella no le entre en su mente cuadriculada, pero luego ella lo piensa y acaba aceptándolo aunque no le guste. Y, al final, hasta le puede llegar a gustar (caso de la perra que tenemos: cuando la vio la primera vez estábamos locas, no pensaba ni mirarla, y ahora viene a verla día sí día no porque está enmorada de "SU ONA", jajaja)

En fin, que así se quedó la cosa. Al día siguiente Elena tenía que ir al hospital a ponerse la medicación, y su madre fue con ella. Me contó que, mientras esperaban para entrar, le dice su madre de repente:
-Es que claro, con un sueldo normal, hipoteca, los gastos de una casa y un hijo... no sé si se llega a fin de mes.
Ella solita, jajajaja. Lástima que justo entonces llamaron a Elena para entrar al tratamiento.

Pero no acaba ahí la cosa. Lamentablemente, el viernes a mediodía Elena empezó con un dolor insoportable en el riñón, y al hospital que nos fuimos. Cólico nefrítico. El tercero de su vida. Desde la una de la tarde hasta las siete, Elena, su madre y yo en el hospital. Y entre pinchazo de adolonta, primperan, náuseas, radiografía y quejidos de lo que le dolía a la pobre... pues llegamos otra vez al tema de los niños. Y creo que lo sacó la madre de Elena.
Esta vez intentó disuadirme de la siguiente forma:
-Bueno, es que tú con las hernias no puedes parir, porque te puedes morir, eh. - La miré y me dio la risa. Y a ella también. No coló... Segundo asalto.
-¿Quien lo trae al mundo de las dos? Porque mi hija...
-No, sería yo, claro. Pero no pienso morir, tranquila. Jiji.- Risas de ambas, es más mona.
-Estáis locas.- Yo, con toda la dulzura de la que soy capaz, que es bastante:
-Elena (se llaman igual la madre y la hija), es una decisión que ya está tomada, que va a ser así si todo va bien, y que no lo planteamos como una pregunta sino como un hecho del futuro próximo. Por lo tanto no necesitamos que nos intentes desanimar porque lo único que consigues es que no podamos compartir contigo algo tan bonito como es tener un hijo o una hija, y tú un nieto o una nieta. El primero, además. Sólo te lo dije porque salió la conversación...- Silencio.
-Ya, pero... ¿Y si tiene un brote como en el 2005? (perdió totalmente la fuerza del lazo izquierdo del cuerpo; luego recuperó el 90%)
-Pues, si pasa eso, haremos lo mismo que se hizo en el 2005, pero con una persona que nos ayude con el bebé. A cualquier la pueden pasar cosas. Elena lleva dos años con la medicación nueva y sin ningún brote. Cero. Además, ayer hablábamos precisamente que Elena conoce a muchas mujeres con EM y TODAS son madres, TODAS. Y sólo una se arrepiente de haber tenido los hijos porque, al quedarse embarazada tiene que dejar toda la medicación. Durante el embarazo están protegidas (química del cuerpo) pero durante el parto y después suelen tener brotes fuertes, y a esta mujer le pasó eso, que no pudo cuidar a sus hijos cuando nacieron y tuvo una depresión. - Silencio, casi escuchaba cómo le funcionaba el cerebro a toda velocidad, jiji.
-Ya...
-Además, a cualquier le puede pasar cualquier cosa. Perdona que te lo recuerde, pero mira pobre tu sobrina, que sana como una manzana, con tres hijos, un día le detectan un cáncer y dura 6 meses. Eso nunca se sabe...
-En eso tiene razón...
-Claro.
-Pero claro, eso cuesta dinero...
-1500 €.
-No, eso cuesta más. Mucho más.
-No, Elena. Además, la SS lo cubre. Y existe una técnica que cogen los óvulos de tu hija, los fecundan y me los ponen a mi. Desde que nos podemos casar, unos meses más tarde existe esta ley. Sería hij@ de las dos, legalemten. - Silencio. Elena hija reaparece de las profundidades de su cólico y dice:
-Y las cuentas también las hemos hecho, que no es es una cosa que hemos pensado ayer.
-Ya, si eso ya lo sé. Pero un niño no es un perro ni es un muñeco. Hay que tener cabeza.
-Si me estás diciendo que no tengo cabeza para distinguir entre perro y niño, y que no soy responsable para saber si puedo o no tener un hijo, me estás insultado.- Horror, se le cambia la cara.
-No, no, no te estoy diciendo eso. ¡Cómo te voy a insultar! Digo que... pues eso, que yo me lo encontré ya porque no pensamos si queríamos o no, vino y ya está.
-Entonces, ¿si viene sin querer y sin pensar, es mejor y más responsable que tenerlo habiéndolo pensado y decidido conscientemente?- Silencio.

En fin, que más o menos así quedó la cosa. Yo lo veo como positivo. Ya sabe, así que cuando llegue lo tendrá reposado y no nos pondrá muy mala cara... Además, sabemos que adorará a su niet@.
Queríamos compartir esto con vosotras, y saber cómo se lo han tomado en las diferentes familias.
Besos, abrazos y achuchones a l@s peques.

martes, 16 de marzo de 2010

Preparando la 1ª visita al IVI.

En fin, que nos dejamos llevar por lo que parece una mejoría de mi espalda (¿será por la cortisona que he tomado para mi nueva bronquitis?). La cuestión es que me enecuentro bastante mejor, la dieta va bien y calculamos que, si todo va como debe ir (esperamos y confiamos en que así sea) para junio... ¡nos inseminamos!
Elena está convencida de que no hace falta poner 1ª inseminación porque será la primera y la única (asegura que me quedaré a la primera, optimista que es mi mujer, ya veis, jeje).

Después de mucho llamar, mirar, leer, "forear", etc... hemos decidido que lo haremos en en IVI Barcelona. Esta semana hemos hablado con ellos y nos comentaron que están dado hora para finales de marzo, por lo que llamaremos más adelante para concertar la primera visita. Lo que no me queda claro es: Si queremos hacer la primera inse para junio (la regla me baja entre el 1 y el 3), ¿tendríamos que hacer la primera visita en mayo? ¿O yendo directamente en junio nos harán la inse sin problemas? En principio, por edad y por salud (aparte de aquel quiste en un ovario para el que tengo cita con el gine de la ss el 18 de mayo, y aprovecharé para que nos derive a reproducción asistida) no habría problema, digo yo.
En fin, si nos podéis explicar un poquito... pues os lo agradeceríamos, la verdad.
Y, otra cosa, me comentaron en el IVI si quería un dr. o dra. en concreto, si conocía a alguno. ¿Alguna recomendación las que hayan pasado por el IVI Barcelona?
Poco más, aparte de que por fin, la semana que viene nos hacen el armario empotrado de detrás de la puerta de entrada y unas estanterías empotradas en el comedor. Es lo único que falta para tener el piso como un pincel, jiji.
Me hace gracia que ya estamos pensando en la organización del armario empotrado contando con que el año que viene la habitación que tenemos de estudio (tenemos dos, la otra es la nuestra) ya no será estudio sino habitación de bebé. De manera que tenemos que buscar futura ubicación a las cosas del estudio-trastero.
En fin, que estamos nerviosas, felices y ansiosas por que llegue el mes de junio y poder empezar el proceso que esperamos no sea demasiado largo.
Ojalá el año que viene para estas fechas estemos a punto de ver la carita de nuestr@ bebé.
Besos, abrazos y achuchones a los más peques.

martes, 2 de marzo de 2010

Infiltraciones de cortisona ¡directas a su disco!

Pues eso, que según el médico de la empresa (que ha consultado con varios traumatólogos conocidos por él) operar es la última opción para mi. Debo perder peso (más fácil decir que hacer, desde luego) y comentar con mi traumatólogo de la SS el hacer infiltraciones de cortisona en el disco (para desinflamar, se entiende).
Y allí que me fui yo, desesperada como estoy, a hablar con mi dra. de cabecera quien, muy amablemente, me volvió a derivar indicando la posibilidad de las infiltaciones... Tengo que ir el viernes que viene, a ver qué dice el trauma. La verdad es que no sé si quiero que diga que sí o que no... Es decir: quizá esto me haga mejorar mucho, o quizá no. Pero infiltraciones en el disco... uuffff. Además, la cortisona es complicada (ya sabéis: descalcifica, baja las defensas...).
En fin, que así estamos: mi pierna izquierda va según le da, a veces funciona y a veces no. El dolor a veces baja y me da un respiro que me hace ver una mejoría inminente y una incoporación al trabajo... pero sólo lo parece. Porque dos días después no me puedo mover de la cama. Mi pierna derecha va a ratos, pero la verdad es que se porta bastante bien.
¿Alguien tiene una motosierra?

Y, cambiando de tema, Ona está completamente recuperada, ya ni se le nota la citactriz (claro, con tantos pelos... jiji) La hemos llevado a la pelu (ya le tocaba) y la han dejado pelada. Jajaja.

Elena sigue con sus pruebas de medicaciones para su neurálgia del trigémino, que vaya tela también lo que le ha caído a ella.

Y, mientras tanto, seguimos pensando en que todo esto mejore y podamos cumplir la intención de empezar las IAD para verano... ¿querrá el destino que seamos mamás en 2011?

Besos y abrazos.