Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

lunes, 25 de octubre de 2010

Volvemos...

Hola, familias.
Llevábamos muchas semanas sin actualizar, y eso es porque los ánimos han estado bastante mal, por no decir muy mal. Os resumo:

Espalda: igual. Hasta noviembre no tengo cita con la clínica del dolor, para probar con las infiltraciones. Tenemos mucha fe, pero mi estómago y mi ánimo se resienten de tantos meses de dolor y pastillas (16 al día). Además, el no poder hacer vida (ya no digo vida normal, sólo vida) me ha influido muchísimo, mi ánimo ha estado completamente por los suelos. Muy mal.

Trabajo: después de casi un año de baja me llaman y me dicen que no están contentos con mi productividad, ya que se aleja mucho de los objetivos ¿¿¿???. El día 5 de este mes he pasado a engrosar las listas del paro. De momento dependo de la mutua, pero el paro empieza a correr. Suerte que tengo muchos meses...

Elena: ellá está bien, dentro de lo que cabe. Su tratamiento para la esclerísis múltiple funciona de maravilla. Lo que más problemas le da es una neuralgia de trigémino, pero está bastante controlada. Lo único es que le han detectado artritis en una mano. Heredado de su madre, por cierto. No le dan tratamiento, menos mal.

Ánimo: mal. Muy mal. Me he pasado semanas enteras en las lloraba cada día (no poder moverme muchos días, pasarme semanas sin poder salir a la calle porque se me duermen las piernas, mucho dolor, muchas pastillas que sólo apagan un poco ese dolor, falta de comprensión en el trabajo, falta de interés en un sector de la familia; y, para rematar, EL DESPIDO. A mi me encanta mi trabajo, era feliz cuando iba a trabajar y lo hacía bien. Pero eso ya da igual.)
Ahora estoy mucho mejor, la verdad. He estado a punto de necesitar ayuda médica, pero he tenido suerte y una mujer maravillosa a mi lado. Soy afortunada de tener a Elena. Llevo una semana mejor, casi no tengo momentos de tristeza repentina. Avanzamos.

En fin, así es como está la cosa. Ahora lo bueno:

Boda: el día 2/10 fuimo a ver el montaje del salón para el convite. ¡ES IMPRESIONANTE! Nos quedamos encantadas y enamoradas. Ya está casi todo escogido. La semana que viene empezamos a reservar, encargar, comprar, probar... ¡qué nervios! Estamos las dos muy ilusionadas. El padre de Elena va entrando en razón y parece que vendrá, por los comentarios que hace. Sigue sin querer que se enteren en su entorno (amigos y conocidos del barrio) pero bueno, no podemos pedirle que le guste, sólo que lo respete. Y parece que lo respeta.

Bebé: hemos decidido que, dado que tengo bastante tiempo de paro y después existe una ayuda familiar (por si acaso), vamos a seguir con nuestros planes de empezar con la IAD en Enero. A ver si viene pronto... cruzad los dedos ;) Cada día sentimos la necesidad de tener a nuestr@ hij@, imagino que todas nos comprendeis. La madre de Elena, que ya sabéis que no era partidaria de que tuviésemos un/a hij@, ahora lo tiene asumido e incluso está ilusionada. No lo dice claramente (nunca lo dirá, a no ser que ya esté embarazada y a punto de parir y le preguntemos: ¿te hace ilusión?. No es una mujer muy expresiva con los sentimientos positivos...) pero sí tiene detalles; por ejemplo:
la vecina de ellos nos ofreció la cuna de su hijo porque ya le ponen en la cama y nosotras, por si acaso, dijimos que sí. Elena llamó a su padre para que pasara la cuna de un piso a otro, y el padre dijo: "¿ esto es para cuando tengáis hijos vosotras?" Nos quedamos alucinadas, jeje. La madre de Elena, al día siguiente, nos llamó para decir que había estado revisando las sábanas de la cuna, y mirando la cuna y eso, y está todo muy bien, para aprovecharla mucho tiempo. Y que las sábanas tendremos que lavarlas (se incluía) cuando llegue el momento, y plancharlas, para que estén suaves. Y además, el miércoles, dando una vuelta por el mercadillo nos encontramos con una amiga de toda la vida de la familia de Elena. Yo iba con la madre de Elena, las dos solas y atención conversación:
Señora: Uy, esta no es tu Maria Elena, ¿quien es? (me da dos besos, por si acaso)
Madre de Elena: Es la pareja de María Elena.
Yo: O_O (ojos como platos)
Al terminar la conversación nos vamos y le digo a mi suegra: "Ay, que parece que te haces a la idea" Respuesta: "¿qué remedio me queda?"
Jajajajajaja.
En fin, verbalizar eso... creedme, es todo un logro que agradecí, por supuesto.

Y ya os dejo, que por hoy ya está bien.

Prometo poner fotos pronto.

Besos y abrazos a todas y achuchones a los peques.