Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

martes, 22 de junio de 2010

¡Ya tenemos fecha!

Pues sí, ayer, después de un par de vueltas por el registro civil y un rato de espera pudimos entregar los papeles y, cual fue mi sorpresa, la funcionaria que los recogía me dijo, con una agenda gigante en la mano:
-A ver, ¿cuándo te viene bien venir a firmar? El primer día que tengo libre es... el 28.
- ¿El 28? ¿De junio?
-Sí.
-Pero... ¿de este junio?
- Sí, claro, ¿de qué junio va a ser?
La mujer se ve que está acostumbrada a novat@s en esto de casarse, porque lo ha dicho con mucha paciencia. En fin, que le digo que sí, que vale, que vamos el 28 de junio. Me apunta en la agenda, me da un papelito, se lo firmo, me da la copia, me subraya en fosforito las cosas importantes (la hora y que tenemos que ir con un testigo) y me pregunta:
-¿Ya sabéis qué fechas están dado en el ayuntamiento que os queréis casar?
-Pues sí, están dando unos once meses, aproximadamente.
-Miradlo bien, porque a partir del día de la firma (el 28/06/2010) teneis un año justo, hasta el 27/06/2011, para casaros. Si no os dan fecha dentro de esos días, teneis que volver a renovar papeles y abrir otro expediente.
-Ah, pues gracias, porque yo creía que era un año para pedir fecha, no para casarte.
Así que nada, me he bajado al coche (Elena esperaba con Ona, el aparcamiento está fatal) y llamo a Elena por el camino:
-Oye, ¿tú qué tienes que hacer el 28 de junio a las once de la mañana?
-Pues... espera... - (ahora me cuenta que estaba sacando la agenda, jajajaja)
-Pues no pienses más, que vienes a firmar el expediente de matrimonio. Jajaja.

En fin, que más contentas que unas pascuas hemos vuelto a casa, pensando en llamar al ayuntamiento del barrio y ver cómo teníamos que hacer para coger día. A la primera no ha podido ser, así que media hora después por fin he hablado con Pilar X., una santa, la mujer. Me ha explicado que ella cree que en realidad son once meses lo que está vigente el expediente, así que nos aseguremos el lunes que viene cuando firmemos con la testiga (es una chica :) )porque luego es un fastidio. Nos ofrecía dos fechas:
12 de febrero
11 de junio
En fin, que le dijo, pues mira, lo voy a consultar con mi mujer, o sea, con mi novia, y te llamo, si puede ser. Y así lo he hecho.
No hemos tenido que hablar mucho, la verdad, jejeje. Hemos decidido que el 11 de junio es una fecha preciosa. Nos arriesgamos, a ver qué nos dicen el lunes del expediente.
Vuelta a llamar a la Sra. Pilar X.
-Oiga, que soy la de antes, la que tenía que consultar con su novia.
-Sí, sí, dime, reina.
-Pues que vamos a coger el 11 de junio (me sentía como en esos concursos de escoger puertas: escogo la puerta dos. Ohhh, familia Zapatilla, ha perdido un magnífico apartamento en Torrevieja, pero ha ganado dos carretes de hilo de pescar).
En fin, que nos ha cogido la fecha y, si no pada nada, el sábado 11 de junio de 2011 a las 13:30...
¡NOS CASAMOS!
Como somos así de pavitas, nos ha faltado llamar a la NASA para contarlo. La primera, mi hermana:
-Nena, que ya tengo fecha de bodaaaaaaa
-¿Cuándo?¿Cuándo?
-El 11 de Junio a las 13:30.
-¡EL ONCE DE JUNIO! ¿Cómo me avisas con tan poco tiempo?
-El 11 de junio del año que viene, evidentemente.
-Ah, claro. Jajajajaja. Oye, ahora te llamo que estoy trabajando.
-Vale.
Y entonces Elena llama a su prima (nuestra testiga). Se ha puesto muuuuuuuuuuy contenta por la boda y por ser testiga. Peeeeeeero, tenía una prueba médica y no puede venir. OOoooooooooooooooooh.
Cuelga Elena. Llamo a mi hermana:
-¿Me has llamado?
-Sí, pero comunicaba.
-Elena, que estaba hablando con su prima. Oye, que además te quería pedir que seas mi testiga en la boda boda.
-Ah, sí, sí, yo atestiguo lo que sea. Ayyyyyy, y ¿qué me voy a poner? Quiero perder 10 kilos, ¿eh? Ay, qué nerviosssss. ¿Y con quien voy a tener que ir conjuntada? Ay, dios mio. Un euro veinte (estaba trabajando, jeje).
Jajajajaja.
En fin, que mucha alegría. Luego Elena ha llamado a sus padres. El padre dice que no viene (pero acabará viniendo, lo sabemos). La madre hablando con Elena pero para que el padre se diera por enterado, y su hermano un poco pasota, como es él. Pero bien.
En fin, que no tenemos nada, porque sólo es una fecha, pero tenemos taaaaaaaaaanta ilusión. Hemos empezado a llamar al resto de gente, claro, y todos muy contentos, como es normal.
Y por la tarde-noche llama la prima-testiga que no podía venir, para decir que ha pensado que si es a las once, le puede dar tiempo de llegar al hospital después. Y, si no, que se lleva al marido y que firme que él. ¡QUÉ ILUSIÓN! Elena casi llora, jeje.
Y, para remate, nos hemos despertado de madrugada (las 4:00) y no hemos podido dormir más. Las dos sentadas en la cama mirando invitaciones, menús, restaurantes, detalles de invitados... jajajajaja.
Ahora son las 9:00 y casi que queremos dormir un poco, jeje. A ver si lo conseguimos.
Besos y abrazos a tod@s.

miércoles, 9 de junio de 2010

Proponemos quedada mediterranea.

Saludos a tod@s.

Antes de nada, transmitir nuestro más sentido pésame a P., A. y Ada, la familia de Mamás lesbianas y bebé, por la pérdida irreparable de su madre, suegra y abuela. Chicas, estamos con vosotras.



Y ahora hay que seguir. Así que expongo nuestra propuesta. La verdad es que conocer a las familias que conocimos en Valencia nos ha encantado, tanto a Elena como a mi. Así que pensamos que estaría bien no esperar al año que viene para volver a vernos (a las que fueron y a las que se quieran animar) y, para ello, pensamos en organizar una quedada en Barcelona, que el bueno tiempo nos suele durar bastante más que los tres meses de verano.



Por fechas de partos (Chloe para principios de julio y Erik para principios de agosto) está complicado organizarla para esos meses, así que pensamos que quizá para mediados de septiembre, que seguramente os hayáis hecho más todas a todos, jeje, podría ser una buena fecha para vernos de nuevo, esta vez en la ciudad condal. Como sabéis, septiembre en Barcelona es un buen mes: sin calores agobiantes pero tampoco hace frío, si acaso chaquetilla para las tardes-noches. Dejarlo más sería quizá demasiado osado, ya que no podríamos disfrutar del aire libre con l@s niñ@s.

En fin, dicho queda. Se aceptan sugerencias de fechas, ya que nosotras no tenemos niños aun y no sabemos realmente cómo se complica (o no) el viajar con bebés tan pequeños.

Insistimos en que nos encantaría repetir experiencia de quedada antes de un año, y así poder compartir con las familias de aqui: el Coco y sus mamás; Leni, Laly y sus gemelos; Loli, Bego y Eider; Carolina y Amparo de "el deseo de ser madres" , Eva, Pilar y Víctor; Mari e Inma y, por supuesto, repetir con María, Thais y Martí.

Dicho queda. Esperamos gran respuesta por parte de todas (o muchas).

Besos y abrazos, y achuchones a l@s enan@s.

jueves, 3 de junio de 2010

Efectos secundarios.


¡Saludos a tod@s!


Aquí seguimos, asumiendo los efectos secundarios de la confesión de Elena a su padre. Contra todo pronóstico, el sorprendente señor ha tenido la mejor reacción esperable: no ha cambiado nada. Si acaso está más cercano y más suave con nosotras (con las dos). Estamos encantadas; Elena está feliz y tranquila. Hasta su madre está más relajada. Tanto es así que el domingo, que fuimos a comer a su casa, la madre de Elena sacó la ropita (primera puesta casi todo) que había hecho con sus propias manos para sus hijos (Elena y su hermano). Incluye un arrullo, dos colchas de cuna y una funda de cambiador. Hay algunas cosas un poco estopeadas por el tiempo que la madre de Elena se ofreció a arreglar llegado el momento. Nos quedamos boquiabiertas... Os podéis imaginar. Además de eso sacó fundas de almohada de cuna y las añadió a la bolsa, lamentando no tener las sábanas ya. Y también nos dio dos vestiditos de Elena y un jersey hecho a mano, de punto. Muy mono. En fin, que no podrían estar mejor las cosas, sinceramente.


En cuanto a mi espalda, parece que sigue mejorando. Me llamó el director de recursos humanos para saber cómo seguía y aproveché para preguntarle si pensaban despedirme a la vuelta (demasiados meses pasándolo mal por esto me empujaron a preguntar, es normal que una persona esté preocupada por su trabajo, ¿no?). Me dijo que rotundamente no, si hubiesen querido hacerlo no se esperarían tantos meses. Añadió unas cuantas cosas más, y yo me quedé feliz y más tranquila, la verdad.


Hemos escogido clínica definitivamente, después de meses de informarnos, hacer cuentas, etc... Finalmente, dado que Céfer no trabaja con mutua y nos sale más caro, nos hemos decidido por IVI Barcelona. Los precios han subido, pero contra eso no podemos hacer nada. Nos acordamos de Silvia y Eva (más bien de Silvia, que fue quien lo dijo) que nos comentaron que Céfer era la más cara y que miraron y escogieron entre todas; entre la más cara y la más barata... cogieron la de en medio, jeje. Igual hacemos nosotras. Además, IVI trabaja con la mutua DKV que también trabaja con Acuario (que es donde queremos parir). ¡Hijas, qué estres! Hay que cuadrarlo todo para no tener sorpresas luego (que las habrá seguro).


Ya acabamos:


Feliz cumpleaños a Mama Ge (lo hemos hecho de viva voz también, jeje) y feliz cumpleaños también a Thais (que será en los próximos días).


Besos y abrazos a las mamás y achuchones a l@s bebés.