Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

martes, 12 de enero de 2010

Reflexiones II

Hola a tod@s.

Antes de nada, enhorabuena a Laia y a sus mamás. Ha costado... ¡pero ya está aquí! Ahora, a disfrutar (y a dormir, que dicen que luego no se duerme nada, jeje) Por otro lado, leyendo el post de las mamás de Ada y de Linda de Mami y Mamá, me ha dado por pensar (como no puedo dormir... ya sabéis, mis hernias).

Nosotras lo tenemos más fácil a la hora de criar a nuestros futur@s hij@s, y os diré por qué. Como muchas sabéis, Elena tiene una incapcidad absoluta permanente para todo trabajo por Esclerosis Múltiple, por lo que a los 4 meses nuestros bebés no tendrán que ir a la guardería. Cierto es que no puede trabajar (no expondré aquí los síntomas y las limitaciones porque son extensas y complicadas), pero sí puede cuidar de su bebé, estoy segura. Además, tiene la ayuda de su madre, que vive a dos calles de nosotras. Elena estará con ell@s cada día, cuando abran los ojitos por la mañana podrá verles la carita de recien despiertos (¡¡que están para comérsel@s!!), reirá con ell@s, llorará con ell@s, cantarán, jugarán, se mimarán, besitos, abrazos, cuando se caigan o algo les asuste podrán refugiarse en su madre, aunque sean muy pequeños yo pienso que ellos lo notan; notan quien les éstá protegiendo cuando tienen miedo, quien les pone a dormir cuando tienen sueño, quien les consuela cuando se hacen daño... Y, sinceramente, prefiero que la sientan a ella a que sientan a una persona "extraña". Y, por supuesto, para nosotras mucho mejor ya que el vínculo que tendrán Elena y l@s niñ@s será maravilloso. A mi me tocará disfrutarlos después de las 16 que es mi hora de salida...

Y, al hilo de esto, hace poco me decían en el trabajo que si íbamos a cambiar los muebles (tienen 7 años, para mi son nuevos, además están cuidadísimos) al hacer la obras, y contesté que no. Me dijo entonces el compañero en cuestión que bueno, que ya convencería a Elena, a lo que respondí que no tenía que convencerla de algo que yo no quería hacer. El compañero se sorprendió, pero bueno, no dijo nada más. Entonces me preguntó por los planes de ser madres y le comenté lo que ya sabéis de las hernias, con lo cual queda aplazado de momento.
Entonces (recordemos que nos acabamos de gastar una pasta en la reforma integral del piso, que es en propiedad) va y me dice: -Ya este piso lo venderéis, ¿no?- A lo que yo puse casa de niña del exorcista y respondí que, evidentemente NO, si no de qué me pongo a hacer obras.
-Ya, pero digo para el bebé. Ese piso es muy pequeño para un bebé (piso de 42 m2, ciertamente es pequeño, pero en este edificio viven niños y concretamete en nuestro piso se han criado 3, así que...)
Total, que yo un poco mosca, le respondí:
-Hombre, teniendo en cuenta que el bebé, aproximadamente, mide 50 cm. y pesa unos 3kg, y el piso mide 40 m2... yo diría que para un bebé humano da. Ahora, si es un bebé cachalote... lo veo justito.
Y me dice: -En serio, que es muy pequeño. Que los niños tienen muchas cosas. -
Yo pensé que tendrán muchas cosas los que las tengan, los que tengan pocas, tendrán pocas. Y seguro que los hay. Total, que le digo que no, que no nos vamos a cambiar, básicamente porque después de mirar y remirar, no nos da el presupuesto. Y vender ahora está jodido, así que... Y me dice el tío:
-Tienes que hacer como yo (tiene 2 coches embargados y otra persona ha pedido un crédito para él, sólo para cambiarse los muebles que se compró hace un año), pasarte al horario partido (de 10 a 15 y de 17 a 19,45, se cobran unos 200 € más que en que yo hago, que es intensivo de mañana) y así llegas a todo. Además, los niños necesitan muchas cosas: que si la wii, las deportivas Nike, la ropa, los juguetes, la Nintendo DS, el movil, los juegos de la Wii y la DS... -
Yo puse cara de ¿¿¿???? y le dije:
-Un niño no NECESITA un Wii, una DS, un movil, unas Nike... Vamos, yo he crecido sin nada de eso y mírame, aquí estoy. Aunque igual por eso soy lesbiana, no sé.
Y él: -Eso era antes. Ahora los niños piden muchas cosas, y se las tienes que comprar, porque los demás las tienen. -
Y ahí sí que no pude más y me remití a un anuncio de un coche, creo que es el Volkswagen passat:
Hay un montón de niñas en la puerta del colegio, super pijillas y eso, pequeñas, de unos 10 años. Y una dice: pues mi papá tiene un barco más grande que todos los demás. Y otra: pues mi papá es el jefe más jefe de todos. Otra más: pues mi papá gana muchísimo dinero. Y entonces aparece el coche conducido por el padre de otra de las niñas y ésta dice: Pues mi papá me viene a buscar.
Pues eso, que prefiero recoger a mis hij@s del colegio y hacer los deberes con ellos, o ir al parque, o ver una peli o cualquier cosa (ahora no tenemos hijos y, evidentemente, prefiero pasar el tiempo con mi mujer) a ganar más dinero para gastarlo (evidentemente) en cosas que, al fin y al cabo, no hacen más felices. Al menos es mi forma de ver las cosas. Elena piensa lo mismo, de manera que estamos de acuerdo en lo que respecta al TENER.

Ahora que soy mayor, pienso en los mejores recuerdos con mi padre, por ejemplo, y me viene a la mente el día que fuimos a recoger a nuestra perra (Luz, ya murió) a una perrera; cuando íbamos a jugar al futbol el sábado; cuando pretendía enseñarme a conducir; cuando íbamos a un huerto que tenía a regar y a recoger los frutos... Y eso que mi padre ha pasado mucho de nosotros, en el sentido de estar. Él es de los de: el hombre trae el dinero y la mujer hace lo demás.
En realidad, y siempre según mi parecer, los niños quieren atención porque, a quién no le ha pasado andar buscando un regalo concreto para el sobrino, el hijo, el primito... que remueves cielo y tierra para encontrar el perrito no sé qué, o el muñeco no sé cuántos, después llegas, se lo das al niño o niña y le encanta... jugar con la caja y el papel de regalo. Ni puñetero caso a lo que hay dentro. Por eso pienso que la culpa es nuestra, que desde enanos les enseñamos que tener más cosas hace más feliz. Tengo otra compañera que, el año pasado, para los reyes de su hijo de DOS AÑOS, se gastó 250€ en regalos. Y otros tantos en la niña de 8. No lo entiendo. A veces pienso si no seré yo, que estoy un poco desconectada del mundo. Y otras pienso que el mundo está loco y yo conservo algo (un poquitín) de cordura y de sentido de la medida. Afortunadamente, Elena y yo coincidimos.

Y, cambiando de tema, que ya no os canso más con esto de los niños, tengo noticias sobre mis hernias (estoy pensando en ponerles nombre, pero no se me ocurre ninguno que no sea ofensivo: cabrona y japuta es lo que más les pega... Se aceptan sugerencias) Os cuento: como me dijo el osteópata, hago un ejercicio que me enseñó él para ir fortaleciendo la musculatura abdominal y dorsal (creo que son esas). El jueves volví (este hombre se está haciendo de oro a mi costa, ¡¡¡pero qué bien me va!!!)y seguimos con las aguijitas y los crujidos, además de las corrientes. Me dijo que, si el martes que viene, haciendo los ejercicios cada día, seguí sin aumentar el dolor, me enseñaría otro ejercicio. La rehabilitación de la SS ya la he dejado. ¿Por qué? Os cuento. La sesión diaria es:
-Llego, me siento en un taburete detrás del cual hay una máquina en forma de U que una pseudo-fisioterapeuta coloca donde Dios le da entender (porque a mi me duele al final de la columna y ella me pone el calor un palmo por encima, en los riñones). Esto me da calor durante 6 minutos, ni uno más.
-De ahí tengo que ir a un rincón de la sala donde hay unas máquinas súper modernas de corrientes. Coge dos cables, les pone el gel conductor y me los encasqueta donde puede porque, al ser allí, delante de todo el mundo (hay una máquina para cada 4 personas) pues no puedes despelotarte en caso de necesidad. 10 minutos de reloj de corrientes que dan risa, la verdad.
-Y para terminar me tengo que subir a una camilla altísima a hacer dos ejercicios (porque, al parecer, sólo saben 4 y dos de ellos no los puedo hacer... ejem). Total, que viendo lo que hacían (y que el primer día, al volver a casa, me dolía el lado que normalmente no me duele, además del que duele siempre), que me dijeron que eso es lo que haría todo el mes que estaría allí, y que me coincidía con las horas que puedo ir al osteópata (¡¡¡ hay que canonizale!!!), pues les dije que había encontrado un sitio en el que, pagando, me hacían más cosas y me iban mejor (suena a puticlub, pero no, jeje)

En fin, que sigo de baja, la cosa mejora MUUUUUUUUUUUY lentamente, tengo el horario cambiado, la casa aun patas arriba (Elena sola no puede hacerlo todo y menos a ritmo normal), agobiada hasta donde no os podeis imaginar, muchos días me siento triste y no quiero levantarme de la cama. Los días que no me duele me siento mejor y parece que se me pasa la tristeza y el agobio. La opción de operar empieza a hacer fuerza en mi cabeza... pero tengo que aguantar un poco más, seguro que lo consigo. Bueno, chicas, ya contareis qué os han traido los reyes. A nosotras una Wii con el Wii sports, de momento. Y, en breve, se incorporará el Wii Fit Plus, que para eso nos la hemos comprado. Al parecer me ayudará bastante en lo mío. ESO ESPERO. Besos y abrazos.

P.D.: Releyendo el post veo que estoy un poco ñoña... jiji.

7 comentarios:

  1. me gustan estas "reflexiones"!

    Patri y yo estamos igual en lo de los regalos. A las dos nos han criado en casa casi sin tele, con muchos libros y juegos, y vamos a repetir esta receta, y con más gusto sabiendo que no estamos solas en ello.

    Espero que el osteópato consigue más maravillas y que podáis empezar pronto!

    ResponderEliminar
  2. Ayy pobrecita mía, jeje. No se si te acuerdas de mi, pero estaba casi igual que tu, con el inzitan y todas esas cosas. A mi al final me han diagnosticado una especie de esclerosis no se que .... nombre más. Vamos no es una esclerosis agresiva, si no que degenerativa. Si me cuido bien pues no llegará a nada. A mi hasta ahora me va bien la natación, voy a mi ritmo eso si. Qué nombre poner a tus hernias? Pues nombres un poco antiguos, eso siempre queda bien, jajaja.
    De la Wii, mucho cuidado porque no tienes un monitor que te pueda corregir las posturas, eso si es super divertida, también la tenemos.
    La necesidad de los niños es totalmente la atención, estoy contigo. Les compran lo mejor del mercado pero no se dan cuenta que la atención y el amor no se compran con dinero. Menos mal que algunas personas lo tenemos claro.
    Te mandamos un saludote y un poquito de calor para esos bichos que tienes por ahi molestandote. ANIMO

    ResponderEliminar
  3. se me borro el coment.
    te decia q nosotras opinamos como vosotras todas esas cosaas no son necesarias.

    respecto a las hernias cuidate.besos

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy con vosotras, un niño no tiene por que ser caro ni ocupar tanto espacio y mas en los primeros meses, nunca llegaré a entender a la gente que piensa que cuanto mas cosas materiales les des a los niños mas felices son, despues los recuerdos que tendran son los que tenemos todas, momentos dulces con la familia, no con los juguetes.
    Un besote a las dos

    ResponderEliminar
  5. Hola chicas!

    Es maravilloso que ustedes puedan cuidar de su bebé cuando finalmente llegue...yo siempre había sido de esa opinión, pero ahora que he tenido la oportunidad de dedicarme a la crianza de mi hija...les puedo decir con toda certeza de que es algo hermoso y totalmente benéfico para los niños...a pesar de que muchas personas opinen lo contrario (como en mi caso) y aposten por las guarderías.

    En cuanto a los juguetes...cierto también...los niños son muy felices con muy poco, no es necesario comprar tanto...pero los regalos siempre están a la orden del día...hasta que no sabes ya ni dónde ponerlos!

    Por lo pronto, a cuidarse esas hernias y disfrutar una feliz vida de pareja. =)

    ResponderEliminar
  6. mchisimas gracias chicas hoy ya paso, ahora a esperar la regla y empezar con mucha fuerza positiva

    ResponderEliminar
  7. Yo era de la opinión de tu compi de trabajo, más grande, siempre todo más grande!! Hasta que conocí a mi Susana, al irnos a vivir juntas tuvimos que amoldarnos y de dos pisos hacer uno, no veas la de cosas que llegué a tirar, cosas que yo creía imprescindibles!
    Ahora mismo viviría en un piso de 20 si fuera necesario.
    En cuanto a los juguetes, la opinión de ese hombre es de un padre con remordimientos. Más vale regalarle 1000horas a tu hijo de tu tiempo que 100 Argamboys! A muchos padres se les ha acabado la imaginación y la suplen con juguetes absurdos que se quedan en el fondo de un armario al cabo de 3 meses. Es triste, pero más triste es que no reconozcan que no tienen razón.
    Vosotras a lo vuestro, somos muchas las que compartimos vuestra manera de ver la vida, no será tan mala no?
    Muchos besos
    Núria

    ResponderEliminar