Nuestra boda.

Daisypath Wedding tickers

miércoles, 6 de mayo de 2009

Hola, soy Elena.

No hace falta que diga que soy la media naranja de Melina. Esa niña tan linda que me encandiló hace ya casi tres años.
La verdad es que era un momento especialmente duro para mí, pero eso es otra historia.
Hacía dos ó tres años que la veía escribir en un chat de lesbianas (aunque ella dice que no se había dado cuenta que yo andaba por allí). Recuerdo hasta la primera conversación que tuvimos.
Aquel día, Melina intentaba animarme y que echáramos unas risas. Y, de repente, ella me planteó algo divertido: estamos en un lugar con más personas, y yo decido marcharme. Cuando llego a casa, me doy cuenta que llevo un papel enganchado en el zapato con un número de teléfono, al que decido llamar y.....zas!!!!! es ella.
Yo me encontré escrito eso y un número de teléfono en la pantalla de mi ordenador.
Aún ahora, al compartirlo con vosotras, me hace sonreir.
Ella dice que tan sólo quería hacerme sonreir, y que me olvidara del problema que tenía. Pero yo creo que ya había algo encaminado a nuestro amor. En fin, que ahí empezaron nuestras conversaciones.
La verdad es que su aparición en mi vida ha sido muy importante, ya que yo pensaba que no me iba a volver a enamorar, y aquí estoy enamorada hasta los huesos. Me tiene tontita, tontita.
Que sepáis que mi niña va a ser una madre magnífica, ¡ea!
Bueno, mamis que estáis leyendo (y las que no, porque luego se lo contáis...), un millón de besos a repartir.
Elena

2 comentarios:

  1. Qué alegría leeros y ver que se expande esto del babyboom lésbico!
    Estamos encantadas de conoceros,nosotras somos del Maresme.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Que original lo de la notita, jajajaja! Y que bonito el amor, VIVA EL AMOR!!! A mantenerlo y que no se muera nunca chicas.
    Por cierto, os hemos dejado un premio en nuestro blog, pasad a recogerlo
    Besitos,
    Mari e Inma

    ResponderEliminar